8/19/2011

539.- Reflexiones con respecto a la JMJ...

Estas jornadas nos han traído cosas buenas y cosas malas. De entre las cosas buenas está el ambiente festivo, que esto atrae bastante turismo, no solo los jóvenes de la JMJ aunque no lo parezca, y esto aumenta las ventas en los comercios, aunque los jóvenes gastan poco (y yo les comprendo, cuando estuve en Madrid lo de que te cobrasen un Euro por medio litro de auga sí que era algo para hacer manifestaciones reivindicativas). También están los mensajes de apoyo, amor y tolerancia.

¡Y ahí quería llegar yo, a la tolerancia! Esos jóvenes van con sus ideas, pero no se van metiendo con nadie. ¡Si alguien se mete con ellos responden al grito de Benedicto (y algunos también al grito de Ratzinger, y la verdad es que no me extraña, es un nombre que tiene más fuerza y al Papa le iba a quedar mejor)! Es cierto que cada cual es libre de pensar lo que quiera, estos jovenzuelos no van imponiendo sus creencias a los demás. Es cierto que hay un mensaje evangelizador, pero evangelizar no es imponer, es mostrar la fe y luego si alguien la quiere seguir que la siga, ¡no te amenazan si al final no crees (salvo que el que evangelice sea un ultracatólico, al cual le daría en una mejilla y en la otra en cuanto me la pusiera, porque ese no es el credo que dice seguir, además de que se estaba pasando los mandamientos por la nuca, que es donde no tenemos vista)! Y claro, tenemos el caso del ultracatólico mejicano estudiante de química que quería atentar contra los anti-papistas. A ese individuo hicieron bien en mandarlo al calabozo, pero mal en soltarlo tan pronto, todavía está a tiempo de armar alguna si se le vuelven a cruzar los cables. ¡Yo a ese le mandaba a los doscientos confesionarios del retiro! No a que se confiese en uno, no, ¡a que se confiese en los doscientos! Es poca penitencia para lo que tramaba pero debería aplicársele.

También están los anti-papistas de la manifestación. Un poco provocativa, eso es obvio, y se veía venir que unos cuantos se iban a parar donde ya estaban los jóvenes de la JMJ para armarla buena. Empezaron a insultar y a recriminar, y los de la JMJ respondían al grito de Benedicto. ¡Unos insultaban y otros alavaban! Y claro, los que se separaron de la manifestación tiraron la primera piedra y se armó la que se armó, ¡pero ellos se lo buscaron, que no vayan de víctimas! ¡No vale tirar la piedra y esconder la mano! Al menos sabemos que esos son los que buscan cualquier excusa para armarla, ya que los que solo protestaban por la venida del Papa siguieron su camino sin incidentes, aunque ya eran menos.

Muchos de los anti-papistas se quejan acusándonos a los Católicos de intolerantes, así que yo me pregunto: ¿qué hay de tolerante en cuestionar a las demás personas por su fe? ¿Qué hay de tolerante en criticar a alguien por no tener la misma creencia que uno (en el caso de los anti-papistas, la de creer en Dios o ser miembro de la Iglesia)? Sinceramente, los anti-papistas no saben argumentarse y demuestran una vez más que por la boca muere el pez.

Yo voy a dar mi opinión: Si crees, tengas la fe que tengas, pues bien, no te voy a imponer la mía, y si no crees, pues bien, yo no te criticaré por no creer, es hasta comprensible que haya personas que no crean. Yo como mucho te puedo enseñar mi fe, te puede gustar o no, pero es mi fe. Y mira, si te gusta pues puedes seguirla, si no te gusta respétala como yo respeto tus creencias. Porque, tengámoslo claro, seamos creyentes o no una cosa es cierta: lo mejor es amar al prójimo como a uno mismo.

Por cierto, a veces he picado a algunos anti-creencias, se puede ver en la mitad de sitios por los que se me ve en Internet, pero es que se les ve en la cara que disfrutan pinchando a los creyentes, así que en broma les pincho yo un poco a ellos. Lo malo es que luego se lo toman en serio. Ni tienen respeto por las creencias de los demás ni tienen sentido del humor, que también hace falta.

Etiquetas: , , , ,

4 Comments:

  • At 20/8/11 12:33 a. m., Blogger Animally said…

    Lo que les pasa a esos que van de antilaico a muerte es lo mismo que pasaba con los musulmanes y su jihad o los catolicos y sus cruzadas, creen tener la razón absoluta y no dudan en dañar a los demás y destruirles para demostralo. Ni tampoco podemos ir siempre fardando de ser tal o cual. Yo soy creyente y no estoy todo el rato diciendo cosas, es más, se sorprenden cuando salta el tema y digo que creo. Más me sorprende a mi cuando alguien está todo el rato haciendo chistes y bromas ante la creencia de personas.

    Y es que es lo que tu dices, amar y punto, no entiendo a esos no comprenden eso, amar y respetar, ¿quieres creer? ¿No quieres? Ambas opciones son geniales.

    A mi el Papa me da lo mismo, no me desagrada. Porque lo único que hace falta es saber eso: respetarse y quererse, nada más.

     
  • At 20/8/11 1:29 a. m., Anonymous Paranoia said…

    Me parece un tema interesante para discutir y más viendo que tienes unas razones coherentes para de fender tu postura.

    En mi opinión los enfrentamientos entre los manifestantes y los papistas no fueron ejemplo de lo que en general ambos "bandos" piensan. No sé quién empezó y no pienso ponerme a buscar culpables, si no esto se convertiría en una pescadilla que se muerde la cola. Para mí que fue un ejemplo más del fanatismo de ciertas personas, como con el fútbol. Cada uno defendía a su "equipo". La manifestación no era un movimiento en contra del cristianismo, no. Era en contra de que la visita del Papa sea financiada con fondos públicos. Ese dinero en un inicio estaba destinada a politicas sociales (que ya me dirás como vamos a hacer en un futuro no tan lejano con una población que tiende a envejecer y sin una adecuada politica social meh¡). Además, los que asistían a la JMJ tenían en su gran mayoría alojamiento gratis, transporte gratis, etc. La gran parte del dinero que se han gastado en realidad han sido nuestros propios impuestos, vamos que no ha ayudado demasiado a nuestra economía. Por cierto, cabe preguntarse quién fué el listo que permitió la manifestación? Uno no puede organizar una sin avisar a quién haya que avisar y ponerse a pasear por las calles, y con el recorrido pasa lo mismo. En cuanto a la actuación de la policia en contra de los manifestantes mejor no hablo, por que el papa si que no tiene nada que ver con eso.

    Bueno, acortando. Hablas de tolerancia y de que no tratas de imponer tu fé. Genial. Pero entonces no me obligues a pagar la visita de un hombre al que no tengo nada que admirar. Es patrocinado por cocacola y marcas similares, la Iglesia se encuentra hasta el cuello de denuncias por abusos sexuales (que no digo que todos los curas sean pederastas, ojo) que o son ocultadas o no son bien administradas. Me parece estupendo el mensaje que intenta transimitir, si... Pero pierde un poco de fuerza ante todo ese oro que algunos obispos llevan encima y ante los botellones que algunos peregrinos se han metido. Voy a dejar claro que esto no implica que la fé cristiana sea negativa, pero no quiero pagar la visita de ese hombre por las razones anteriores y por que no soy creyente.

     
  • At 20/8/11 1:30 a. m., Anonymous Paranoia said…

    Por favor, ignora las faltas de ortografía...

     
  • At 20/8/11 1:11 p. m., Blogger Dennis el Azul said…

    Paranoia, comprendo tu opinión, pero date cuenta que la visita del Papa es un evento Cultural y como tal puede gustar o no gustar a todos. Mira, dentro de poco será San Mateo y en Oviedo hacen conciertos de grupos que no me gustan (a algunos los detesto, pero ningún grupo de los que toca me gusta) y, sin embargo, se pagan con mis impuestos. También están esas horribles estatuas que pone Gabino por la ciudad, estatuas que no entienden ni sus autores (a veces creo que cuando cobran le gritan pringado a la cara del alcalde, pero como ya se pagó habrá que colocarla, que de rentabilidad), y así estamos con un culo gigante capicúa delante de uno de los teatros más emblemáticos de la ciudad (el Campoamor).

    Es decir, estamos en las mismas, pero bueno, a mucha gente le gusta, y la cultura es muy necesaria hoy en día.

    Tampoco me gustan las carrozas del Carnaval, y mira, ahí las tengo todos los años y aunque no voy a verlas ni quiero soportar su ruido, con mis impuestos se pagan.

    Podría hacer manifestaciones en contra de todas esas cosas porque se están pagando con mis impuestos, pero son eventos de interés cultural y a mucha otra gente les gusta. También con los impuestos de esas otras personas se pagan cosas que me gustan... aunque de interés cultural no dan ni una las autoridades.

    ¡También podría pagar a mis ingenieros para que hagan un combustible a base de limones y quemar la casa del alcalde, los escenarios de los conciertos y los propios cantantes, así como las estatuas de la ciudad! XD

    Por cierto, tampoco has metido tantas faltas de ortografía, que últimamente por el Messenger de al lado me viene cada HOYGAN que lo tuyo es poca cosa.

     

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home